Yogg Saron

Yogg-Saron

Titulo El Sueño Lúcido, La bestia de las mil fauces, El demonio de las mil caras, El Dios de la Muerte, Aquél que no debe ser nombrado
Raza Antiguo Dios
Afiliación Dioses Antiguos
Ocupación Dios Antiguo de la Muerte
Localización La Prisión de Yogg Saron, Ulduar
Estado Encarcelado (Lore); Vencible (WoW)

Yogg Saron es conocido como un Dios Antiguo, uno de los seres más misteriosos y temidos. Tras su caída en manos del Panteón hace incontables milenios, Yogg-Saron fue encarcelado dentro de un complejo Titán en las profundidades del continente de Rasganorte.

Historia

Conocido como una de las más malévolas y entidades antiguas conocidas como Dios Antiguo, Yogg-Saron sembró su tiranía caótica por todo Azeroth siendo el responsable de la tiranía de la carne para «facilitar la asimilación de la creación de los Titanes. Cuando los Titanes hicieron la guerra contra los Dioses Antiguos y destrozaron sus ciudades, se encontraron con que la infestación de las entidades se había vuelto tan grave que la destrucción de los Dioses Antiguos también podría acarrear la aniquilación de todo Azeroth. En cambio, el Panteón tomó medidas para neutralizar el poder de los Dioses Antiguos y obligarles a quedarse dentro de Azeroth por el resto de sus días. Yogg-Saron fue encerrado dentro de las profundidades de Ulduar en la zona más al norte del mundo inicial, teniendo seis observadores asignados como guardianes de su casi eterna prisión, los llamados Vigías Titánicos conocidos como Loken, Thorim, Hodir, Tyr, Mimiron y Freya.

Pero a pesar del poder de los grilletes que los Titanes pusieron al Dios Antiguo, la influencia de Yogg-Saron se ha dejado sentir a lo largo de la historia de Azeroth, incluso durante alguno de sus acontecimientos más cruciales. Los susurros de Yogg-Saron demostraron su capacidad para adentrarse en la mente de su primer guardián, Loken, y éste a su vez fue capaz de dominar a los otros observadores, lo que facilitaría cualquier intención de fuga por parte de Yogg-Saron.

Durante un encuentro con Yogg-Saron en una incursión en Ulduar, se muestran tres visiones a los jugadores que representan momentos claves de la historia de Azeroth, lo que hace pensar que Yogg-Saron estuvo fuertemente implicado en ellos de alguna manera. Las visiones incluyen la creación de Alma de Dragón por Neltharion y los Dragones Aspecto durante la Guerra de los Ancestros (que dio lugar a la separación del mundo), el asesinato del Rey Llane Wrynn I por Garona Semiorco (lo que causó la caída de Ventormenta al final de la Primera Guerra), y una visión del Rey Exánime torturando a Bolvar Fordragón (el hombre que se convertiría en el nuevo Rey Exánime después de la muerte de Arthas Menethil). Durante esta tercera visión, se escucha como dice la voz de Yogg-Saron: «Ningún rey gobierna para siempre. Sólo la muerte es eterna», profecía del Dios Antiguo que sucederá con la derrota de Arthas por el Veredicto Cinéreo, palabras que misteriosamente son repetidas por el espíritu de Terenas Menethil como sus últimas palabras a su hijo moribundo.

Yogg-Saron parece ser también la fuente de la corrupción que afectó al árbol del mundo Voldrassil, debido a que sus raíces crecieron muy cerca de su prisión. Los antiguos druidas que crecieron junto a Voldrassil destruyeron el árbol inmediatamente tras descubrir el gran poder y adulteración de Yogg-Saron. Pero sin embargo continuó extendiéndose hacia los Furbolg Fauceparda. Se convirtieron en una locura asesina poco después de su establecimiento dentro de los restos de Voldrassil y trataron de hacer renacer al árbol para resucitar al dios oso Ursoc, que regresó al mundo como un reflejo brutalmente retorcido a lo que fue.

Saronita y la Plaga

A lo largo de Rasganorte, se puede encontrar nos depósitos de minerales misteriosos de «saronita», llamados «La Sangre Negra de Yogg-Saron» por la gente Colmillarr quienes advertían a todo aquel que quisiera escuchar que mantuvieran la distancia con ello. La saronita es capaz de conducir a la locura violenta a cualquiera que entre en contacto con ella y parece ser un tipo derivado de la manifestación física del Dios Antiguo. La Plaga utiliza mucho este material. Se utiliza en el combustible, armamento y sobre todo en la construcción de sus edificios, incluyendo la Ciudadela de Corona de Hielo. No obstante, misiones de la Alianza revelan que la Plaga misteriosamente pronuncia el nombre de «Yogg-Saron» con gran odio y desprecio.

Representantes de Blizzard han declarado que sienten que la conexión entre Yogg-Saron y el Rey Exánime acabó siendo pobremente expresada en el juego, pero añadieron que «tiene mucho que hacer con la habilidad con los mortales para ser corrompidos».

Los Ignotos

Los Ignoto son seres artificiales, grotescamente deformes y dementes de origen desconocido que parecen estar estrechamente vinculados a Yogg-Saron. Descritos por Kilix el Desenmarañador como «un zarcillo de la voluntad del Dios Antiguo, se manifiesta en las criaturas conocidas sólo como Los Ignotos«, tienen como sangre líquido de saronita y su función parece ser la de heraldos y guardianes de Yogg-Saron. Ignotos conocidos en World Of Warcraft son nombres como Heraldo Volazj, Hablaoscuro R’jhem y General Vezax.

Introducción a Ulduar

Durante milenios, Ulduar ha permanecido inalterado por los mortales, lejos de sus preocupaciones y sus luchas. Sin embargo, desde su reciente descubrimiento, muchos se han preguntado cual pudo haber sido el propósito original de la estructura. Algunos pensaban en una ciudad, construida para proclamar la gloria de sus creadores, algunos piensan en una cámara acorazada que contenía tesoros infinitos, e incluso reliquias de los mismísimos y poderosos titanes. Tales especulaciones estaban equivocados. Más allá de las puertas de Ulduar no se encuentra ninguna ciudad, ni una cámara acorazada, ni una respuesta definitiva a los misterios de los Titán. Todo lo que les espera a aquellos que se aventuren en Ulduar es un horror que ni siquiera los titanes no podían destruir, un mal que sólo podía ser… contenido.

Allí en la antigua Ulduar, se encuentra el Dios Antiguo de la muerte, susurrando…

Desde el descubrimiento de Ulduar en Las Cumbres Tormentosas, los aventureros han viajado a la ciudad de los titanes de aprender más sobre su misterioso pasado. Una exploración ha revelado que el magnífico complejo es sobre todo una prisión, construida para confinar permanentemente al Dios Antiguo de la muerte, Yogg-Saron. Este antiguo terror ha corrompido a sus guardias y ahora se está rompiendo a través de sus últimas ataduras. Ante el peligro inminente de la libertad de Yogg-Saron, un grupo de mortales ha preparado un asalto que arrasará en la ciudad. La superación de las legiones de esbirros de hierro y torres defensivas de la entrada de la ciudad tendrá una fuerza tremenda, pero incluso esa gran victoria puede no ser suficiente para superar la locura que habita a continuación.

Vídeos

Los Titanes y Azeroth

Mi primer FK de Yogg-Saron, hace algunos años ya, con la hermandad «Luz» de Los Errantes (EU)

Trailer oficial parche 3.1 «Secrets Of Ulduar» [Inglés]

 

Fuentes

WoWWiki

WoWPedia

Deja tu comentario