Preparándonos para «Warcraft: El Origen» [Tercera parte]: Localizaciones

 

En esta tercera parte, vamos a centrarnos en las localizaciones que vamos a encontrar en la película, algunas confirmadas y otras que hemos podido ver en recientes imagenes de los trailer.

Es evidente que nos vamos a encontrar con Ventormenta y alrededores, así como Dalaran. Pero, ¿qué otros lugares veremos?

Azeroth

Azeroth_worldEn la prehistoria de Azeroth, los Dioses Antiguos junto con los Tenientes Elemntales lo dominaron. Más tarde atrajo la atención de los Titanes errantes, que lucharon contra los dioses antiguos con la ayuda de sus creaciones (los antecedentes de los enanos, gnomos, vrykul y gigantes). Tras la victoria de los titanes y el encarcelamiento de los dioses, la vida floreció en Azeroth. Satisfechos, los creadores construyeron ciudades que ocultaron a sus creaciones y crearon a los Grandes Aspectos para proteger el planeta antes de salir en su viaje cósmico.

Los trol se supone que fueron las primeras razas con inteligencia de Azeroth, sin incluir las creaciones de los Titanes, que mñas tarde sufrirían la maldiciçon de la carne. Desde Zandalar, se propagaron a través de Kalimdor y formaron grandes imperios, sobre todo los Gurubashi y los Amani. Más tarde, el imerio de Azj’Aqir se levantó en el oeste, lo que obligó a los trols a defender mejor sus posesiones más importantes. Con la presión de sus enemigos, el imperio de los aqir se colapsó y se dividió en los reinos qiraji y nerubianos.

En esta época aparecieron los elfos en Kalimdor. Utilizando la poderosa magia del Pozo de la Eternidad (un legado de los titanes), los elfos rompieron la hegemonía de los trols en muchas regiones y establecieron un imperio magocrático.

El excesivo uso que los elfos dieron al pozo, atrajo la atención de la Legión Ardiente, que invadió Azeroth. los elfos destruyeron el portal que permitía la entrada de los demonios causando el Gran Cataclismo que fracturó el antiguo y único gran continente, creando nuevas masas de tierra. Fue el nacimiento de Rasganorte, Los Reinos del Este (que incluía subcontinentes como Azeroth, Khaz Modan, Quel’thalas y Lordaeron) y Kalimdor.

En Kalimdor los elfos de la noche luchaban contra los qiraji y silithid, en la Guerra del Mar de Dunas. Con la ayuda de los dragones, los kaldorei derrotaron al imperio de insectos y cerraron el Mundo del Escarabajo sellando Ahn’Qiraj. Por otra parte, los clanes enanos que habían despertado en los Reinos del Este, entraron en guerra tras la muerte de su rey Modimus Anvilmar. El conflicto, denominado Guerra de los Tres Martillos, separó el destino de las facciones definitivamente.

El paso del tiempo no había hecho abandonar a la Legión Ardiente su anhelo de venganza por la derrota en la Guerra de los Ancestros. Incapaces de manifestarse en Azeroth, Kil’jaeden buscó en el planeta Draenor a los antes pacíficos orcos y ogros, a los que transformó en crueles criaturas y las envió a Azeroth a través del Portal Oscuro a asesinar humanos, enanos, gnomos y elfos en lo que fue la Primera Guerra y la Segunda Guerra.

Sin embargo, la Horda fue derrotada. Kil’jaeden, furioso, transformó a Ner’zul en Rey Exánime y lo envió a través del Vacío Abisal a Rasganorte, donde quedó prisionero en el glaciar que coronaba el continente helado. Ner`zul creó la plaga de los muertos vivientes y envenenó el grano del reino de Lordaeron, lo que atrajo al príncipe Arthas, que acabó sucumbiendo a su poder mental y se unió a su causa, destruyendo su propio reino y el de Quel’thalas. Tras corromper la Fuente del Sol y el genocidio contra los elfos nobles, dio comienzo la Tercera Guerra. Bajo la supervisión de los Señores del Terror, Arthas urdió con Kel’Thuzad y el propio Rey Exánime un plan para sabotear a la Legión, persuadiendo a Illidan para que acabara con Tichondrius. La Legión fue derrotada en el Monte Hyjal por el ejército combinado por la Horda liderada por Thrall, la Alianza de Lady Jaina y los elfos de la noche liderados por Malfurion. Kil’Jaeden trató de vengarse del Rey Exánime persuadiendo a Illidan para que lo destruyera con un poderoso hechizo invocado desde Dalaran. Con la ayuda de los naga y los elfos de sangre, Illidan se desplazó a Rasganorte pero fue finalmente derrotado por Arthas, que se convirtió en el nuevo Rey Exánime.

Azeroth había sido golpeado duramente y muchos de sus reinos habían caído. Los humanos y elfos nobles se habían llevado la peor parte. Sin embargo, surgieron nuevas facciones y nuevas alianzas para tratar de sobrellevar la difícil situación política.

Tras la Tercera Guerra, se produjeron grandes cambios en Azeroth. Los elfos de la noche se unieron a la Alianza y los Renegados a la nueva Horda. Los habitantes del destruido reino de Lordaeron tuvieron que unirse para sobrevivir a la malévola Cruzada Escarlata o a la compasiva Alba Argenta. Los orcos colonizaron Kalimdor y las defensas de los límites territoriales fueron encomendados a pequeños grupos de héroes y aventureros.

Ventormenta

Una vez hemos visto de manera generalizada los Reinos del Este, vamos a centrarnos en una des las localizaciones más importantes de la película. La hemos visto en prácticamente todos los trailer que nos han mostrado y es el primer lugar de referencia de la historia. ¿Por qué? Es la Heroesprimera capital cercana al Portal Oscuro y la primera que sintió la alerta de una invasión.

Cuando Llane Wrynn llegó a la Edad de la Ascensión, ceremonia que marcaba el inicio de la edad adulta y en la que le fue otorigado a todos los efecots el título de ‘Príncipe de Azeroth’, el gran mago Medivh, el cual había estado ausente de grandes celebraciones desde hacía años, interrumpió la ceremonia y le regaló a Llane un reloj de arena blanca de obsidiana que simbolizaba la prosperidad inacabable de Azeroth. En él, la arena de la parte superior nunca debaja de caer sobre la parte inferior.

Seis años después, Llane despertó una mañana normal y corriente y descubrió horrorizado que el reloj de arena se encontraba casi vacío. Cuando el último grano de arena cayó en la parte inferior comenzó el primer ataque de la Fortaleza de Ventormenta por parte de los orcos. Aunque el ataque fue repelido, marcó el inicio de la Primera Guerra que duraría varios años. 

Años después, Llane recibió la visita de una mujer misteriosa extranjera que se presentó como Aegeynn, la madre de Medivh. Aegwynn le reveló que su hijo estaba detrás de la misteriosa llegada de los orcos y que en algún momento, Azeroth tendría que vérselas con él.

Con el ascenso de Puño Negro el Destructor como Jefe de Guerra de los orcos, la buena marcha de la guerra dio un vuelco en contra de los intereses de Ventormenta. Sintiendo que el enfrentamiento final estaba cerca, Llane hizo los preparativos para reunir a los ejércitos de Azeroth. Sin embargo, no sabía que los orcos lo vigilaban muy de cerca a través de Garona, amiga personal de Llane pero agente secreta de la Horda, que asesinó al Rey y siguiendo las órdenes del Concilio de las Sombras, llevó su corazón a su líder, el brujo Gul’dan.

Sobre la caída de la Ciudad de Ventormenta:

El clan Lobo Gélido rechazó beber la sangre de Mannoroth y al cruzar el Portal Oscuro, levantó una base de operaciones cerca de la Ciénaga Negra. Fue por esa zona donde, secretamente, el Clan Filo Ardiente empezó a construir una fortaleza bajo el mando de Gul’dan. Pronto empezaron a encontrar conflictos con los humanos defensores de Ventormenta bajo pequeñas luchas, pero no obstante sirvieron para que ambos bandos aprendieran de sus habilidades contrarias. Llane y Lothar no podían imaginar cómo era de grande la invasión orca. Después de unos cuantos años la mayoría de la Horda había cruzado Azeroth y Gul’dan consideró que había llegado el momento de realizar el primer golpe contra los humanos. La Horda lanzó su primer ataque contra el desprevenido reino de Ventormenta. Al mando de Kilrogg Mortojo del clan Foso Sangrante y del ogro Cho’gall del clan Martillo Crepuscular, se inició el asedio de la ciudad. El rey Llane contraatacó con sus caballeros y ante la contraofensiva, la Horda se vio obligada a replegarse. Ante esto, Gul’dan decidió colocar un Señor de la Guerra para toda la Horda, alguien a quien pudiera controlar, y el cargo recayó sobre Puño Negro el Destructor, del clan Cazatormenta, el cual era un líder particularmente astuto y despiadado. Esto provocó desazón entre algunos de los jefes de los otros clanes, aquienes los soldados veían como líderes más adeptos, en especial los héroes orcos como Grom Grito Infernal (al que se le ordenó quedarse en Draenor para organizar la defensa) y Orgrim Martillo Maldito (designado como uno de los generales de Puño Negro en Azeroth).

Conforme las fuerzas de Azeroth y la Horda chocaban por todo el reino, los conflictos internos empezaron a afectar a ambos ejércitos. El rey Llane, que creía que los bestiales orcos eran incapaces de conquistar Azeroth, decidió fortificar su posició en la capital de Ventormenta. Sin embargo, Sir Anduin Lothar estaba convencido de que la batalla debería ser un ataque directo al enemigo y se vio obligado a elegir entre sus propias convicciones y la lealtad a su rey. Escogiendo seguir sus instintos, Lothar partió hacia la torre-fortaleza de Medivh en Karazhan. Allí contó con la ayuda del joven aprendiz de Medivh, Khadgar. Ambos creían que derrotando al poseído Guardian Medivh encontrarían una solución del conflicto. Tras un asalto sorpresa, lograron darle muerte al cuerpo de Medivh y, sin saberlo, enviaron al espíritu de Sargeras hacia el Abismo. Como consecuencia, el puro y virtuoso espíritu de Medivh también fue liberado y pasó al plano astral. En el momento de la muerte de Medivh, Gul’dan se encontraba conectado psíquicamente con el corrupto Guaradian, por lo que cayó en un estado de shock.

Aunque Medivh había sido derrotado, la Horda continuó su asedio sobre Ventormenta. Cuando la victoria de la Horda parecía cercana, Orgrim Martillo Maldito, jefe del clan Roca Negra y uno de los más grandiosos jefes de guerra orco, hábil estratega con decisivo liderazgo, audacia y valor, comenzó a observar la depravada corrupción en que se habían sumergido los clanes desde su tiempo en Draenor. Los orcos, consumidos por su sed de sangre y guiados por el déspota Puño Negro, habían perdido totalmente su identidad. Secretamente se reunió con su viejo camarada Durotan, quien había regresado del exilio y le había advertido sobre los engaños de Gul’dan, pero rápidamente los asesinos de Gul’dan mataron a Durotan y a su esposa Draka, dejando vivir únicamente a su pequeño hijo.

Destrozado por la muerte de su amigo Durotan, Orgrim Martillo Maldito decidió liberar a la Horda de la corrupción demoníaca y asumir el rol de Señor de la Guerra y jefe del Clan Roca Negra, asesinando a Puño Negro. En el momento en que Gul’dan cayó víctima del coma al morir Medivh, Orgrim asaltó la fortaleza del clan Diente Negro de Rend y Maim, hijos de Puño Negro, que tenían el propósito de vengar a su padre y los envió de vuelta a Draenor. Capturó a Garona, la más letal de los asesinos de Gul’dan, y mediante tortura hizo confesar sus secretos. El Consejo de las Sombras fue descubierto y sus miembros ejecutados, a excepción de Gul’dan, quien al despertar vio lo que había pasado y ofreció a Martillo Maldito un trato que éste no podía rechazar: la formación de los Caballeros de la Muerte, para que hicieran frente a los Caballeros del Rey Llane. Martillo Maldito inició el ataque final sobre la ciudad de Ventormenta. El rey Llane había subestimado el poder de la Horda, e inció un desesperado intento de buscar ayuda contra los invasores. Pero fue asesinado por Garona.

Lothar y sus guerreros, volviendo a casa desde Karazhan, no esperaban la muerte de su rey y la caída de su patria. Regresaron demasiado tarde y lo único que encontraron fueron ruinas. La salvaje Horda había reclamado el país y todas sus tierras para sí misma. Forzados a ocultarse, Lothar y sus compañeros juraron salvar su patria costase lo que costase.

Dalaran

dalaran-movie

La ciudad de los magos, otra de las ciudades que desde el primer momento nos han mostrado en los trailer. Es una incógnita dónde la vamos a ver situada. Quiero decir: supuestamente en aquellos tiempos estaba en tierra al pie de las Montañas de Alterac. Pero las imagenes que hemos podido ver nos la muestra tal como la conocemos hoy en día, en los cielos.

Dalarán fue uno de los 7 reinos que emergieron tras el colapso de Arathor. Fue fundado tras la derrota del Imperio Amani gracias a la alianza entre elfos nobles y humanos. Una vez que los elfos enseñaron a los humanos los secretos de la magia, estos decidieron fundar un lugar donde concentrar sus estudios de la magia arcana basados en la erudición y la paz. Los magos que vivían en Strom se trasladaron al norte y fundaron la ciudad-estado de Dalaran al pie de las Montañas de Alterac. Pronto la ciudad se convirtió en un gran centro de estudio de la magia arcana que al no estar sometida a ningún tipo de control, no tardó en caer en decadencia. Los magos humanos hicieron uso de poderosos hechizos defensivos para proteger a los habitantes que no eran magos y cayeron en la banalidad de crear un decadente y extravagante paraíso sobre enormes líneas ley (grandes líneas de energía mágica).

Tanto uso de la magia arcana atrajo pronto la mirada de la Legión Ardiente. Algunos demonios consiguieron infiltrarse a través de portales. Las autoridades no tuvieron más remedio que pedir ayuda a los elfos nobles cuyos magos reconocieron de inmediato a los invasores. Tras advertirles sobre las terribles consecuencias que podía tener seguir por ese camino, los humanos declinaron abandonar la magia y sacrificar el poder que hasta ahora habían atesorado y junto a los elfos decidieron crear la figura de un guardián mortal que tendría acceso a toda la magia secreta que se desarrollaba en Dalaran y cuya labor sería proteger al mundo de los demonios de la Legión- Este fue el nacimiento del Concilio de Tirisfal a la vez que el del Kirin Tor cuyos primeros miembros fueron los magos humanos encargados de recopilar toda la información posible para ponerla a disposición del nuevo guardián.

Tras esto, la ciudad prosperó y adquirió el aspecto acutal. Se construyeron las torres de magia y el Kirin Tor se estableció en la Ciudadela Violeta, una enorme construcción con numerosas bibliotecas, cámaras de investigación, habitaciones de entrenamiento, aulas de clase, alcobas de reunión y cuartos de descanso.

No hay mucha más referencia y menos en relación con la Primera Guerra y la invasión de los orcos tras la apertura del Portal Oscuro. Fue a partir de la Segunda Guerra cuando empezó a adquirir más protaginismo, formando parte de la Alianza de Lordaeron para luchar contra los orcos, tras la cual Teron Sanguino y sus caballeros de la muerte, ayudados por Alamuerte, entraron para robar el Ojo de Dalaran. Y durante la Tercera Guerra fue invadida por Arthas y la Plaga para hacerse con el libro de hechizos de Medivh para que Kel’Thuzad lo usara para invocar a Archimonde, quien finalmente acabó destruyendo Dalaran. Cuando el Kirin Tor volvió meses más tarde para retomar la ciudad, trataron de reconstruira y crear una brillante bóveda mágica que la aislaba del exterior y destruir a cualquiera que la tocara.

Después se trasladó la ciudad entera a Rasganorte, donde permaneció flotando en el Bosque Canto de Cristal cerca de Corona de Hielo, lugar donde se encontraba el Rey Exánime Arthas. En el juego, muy pronto la veremos de nuevo en otra localización, a las Islas Abruptas.

Desde la Tercera Guerra, se considera a Dalaran como una ciudad independiente.

La conexión que podemos tener entre la película y Dalaran es Khadgar, ya que éste es enviado a Karazhan desde Dalaran como aprendiz del Último Guardián Medivh el gran mago y poder así ser el espía de los Kirin Tor y saber en qué andaba metido e informar a Dalaran sobre todo lo que ocurriese en la torre.

Karazhan

Chronicle_KarazhanKarazhan es la conexión con Dalaran por medio de Khadgar. Allí se encuentra el gran mago Medivh. Curiosas historias podemos encontrar en el libro de «El Último Guardián» sobre este lugar, las ilusiones que se crean donde Khadgar llega a averiguar historias del pasado que llegará a levarle a atar cabos sobre la historia de Sargeras en Azeroth, las primeras invasiones de la Legión Ardiente, la Guardiana Aegwynn madre de Medivh y el por qué Medivh vive como vive en esa torre.

Su historia comienza con una gran explosión que provocó que el tejido de la realidad de la región se debilitase. Fue entonces cuando alguien construyó la torre justo en el lugar donde ésta realidad se empezaba a confundir y a interactuar con otras fuerzas, seguramente para aprovecharse y usarla como fuente de poder para algún tipo de magia. Durante un tiempo Medivh fijó su residencia allí y llegó a la conclusión de que tanto la explosión como la construcción de la torre tuvieron lugar porque en el futuro él iba a estar allí.

Durante la Primera Guerra, la torre fue habitada por Medivh, su mayordomo Moroes, su concinero Concinas y su por entonces aprendiz Khadgar. También Garona residió allí como emisaria durante el periodo de aprendizaje de Khadgar. Sargeras permitió a Medivh explorar libremente Karazhan. Como resultado del debilitamiento de la realidad, numerosos sucesos y visiones extrañas perturbaron el interior de la torre. Es bien sabido que Moroes tuvo que vendarse los ojos para no ver las visiones que se sucedían en las salas y pasillos de la mansión. Pero las visiones acabaron cuando el poder mágico de Karazhan fue absorbido por la resurrección de Medivh que la redujo a «una pila de piedra en el lejano confín cuyo poder fue tomado para servir al Profeta».

Segun iba avanzando la guerra, Medivh luchaba internamente contra el control de Sargeras. Este conflicto hizo que acabara en la locura, hasta que su amigo de la infancia Anduin Lothar, ayudado por Khadgar, acabara con su vida en la torre invertida de Karazhan. A partir de entonces cayó sobre la torre una maldición, así como en los alrededores de la misma

Forjaz

forjaz-650x219

En el trailer que se presentó en el Pax East (ya eliminado en youtube) hemos podido ver que aparecerá la ciudad de Forjaz. No hay demasiadas referencias a Forjaz y a los enanos durante la invasión orca, por lo que aún no sabemos qué papel va a desempeñar la ciudad y sus ciudadanos.

Forjaz es el antiguo hogar de los enanos, centro comercial y social de todos los clanes enanos que convivían en paz hasta la Guerra de los Tres Martillos. Fue construida 800 años después de la implosión del Pozo de la Eternidad por los primeros enanos de carne que despertaron en Uldaman. Excavada en el corazón de las montañas de Khaz Modan se trata de un profundo hogar subterráneo de exploradores, mineros y guerreros. Sus enormes puertas de piedra protegen la ciudad en tiempos de guerra y la lava de la montaña es redirigida y distrinuida para calefacción, energía y propósitos de herrería.

Fue gobernado antiguamente por el Gran Rey Modimus Anvilmar, a cuya muerte y tras no dejar herederos, se desató la Guerra de los Tres Martillos. El conflicto supuso la explulsión de los enanos del clan Hierro negro y del clan Martillo Salvaje. Mientras que los vencedores, el clan Barbabronce, mantuvo su presencia y su gobierno en la ciudad bajo la montaña.

Durante la Segunda Guerra, Forjaz fue la única gran capital que no fue invadida por los orcos. Tras la caída de la ciudad de Ventormenta y el traslado de los humanos a Lordaeron, los enanos fueron los únicos que resistieron el asalto enemigo aunque a costa de perder numerosos emplazamientos. Cuando se forjó la Alianza de Lordaeron, Forjaz fue decisiva dando cobertura a la Alianza debido a su situación estratégica en los picos invernales de Dun Morogh y protegida por sus grandes portones y fabricando munición y máquinas de guerra.

Draenor y el Portal Oscuro

DarkPortal

No creo que salga mucho Draenor, es posible que salga muy poco o no salga nada. Pero he decidido ponerlo porque si sale va a ser importante al comienzo de la historia: de dónde vienen los orcos, la sangre de Mannoroth y el exilio de Durotan y el clan Lobo Gélido. Recientemente en Pax East el director Duncan Jones comentó algo sobre el Portal Oscuro y Durotan, por lo que ahí va una referencia al planeta:

Hace algunos miles de años, los Draenei, una facción de los Eredar que se opusieron a la Legión Ardiente y se separaron de sus hermanos, los Man’ari, encontraron un tranquilo planeta en el Vacío Abisal donde asentarse. Los Dranei lo llamaron «Refugio de los Exiliados», lo que en Eredun es llamado «Draenor». Los orcos, que no tenían más nombre para el lugar que ‘mundo’, adoptaron eventualmente el nombre de Draenor.

Draenor era un mundo tranquilo dominado por vastas planicies y pantanos. Originalmente, había muchas razas inteligentes, las más poderosas eran los orcos. Éstos vivían en una silenciosa sociedad chamanística, hasta que unos líderes hambrientos de poder, liderados y manipulados por Gul’dan, hicieron un pacto de sangre con Mannoroth, un general de la Legión Ardiente, transformando a los orcos en conquistadores barbáricos con sed de sangre. La magia demoníaca usada por los orcos transformó Draenor en un páramo desértico. Los orcos, a las órdenes de Kil’jaeden, masacraron a los Draenei, esclavizaron a los Ogros y extendieron un oscuro dominio sobre Draenor. Antes que se autodestruyeran en su sed de sangre, Medivh y Gul’dan abrieron el Portal Oscuro, permitiendo a la vieja Horda el acceso al mundo de Azeroth para empezar una nueva guerra y abrieron el camino a la segunda invasión de la Legión Ardiente a Kalimdor.

Los pocos supervivientes Draenei intentaron cargar su barco dimensional y lanzarse por ellos mismos de nuevo al vacío en busca de un nuevo hogar.

Sin embargo la Horda fue derrotada y volvió a Draenor a través del Portal Oscuro. Cuando Khadgar decide destruir el portal, la grieta que unía a ambos mundos seguía viva, lo qeu llevó a Ner’Zhul a reunir los clanes orcos que se encontraban allí para volver a Azeroth, con la intención de conseguir la calavera de Gul’dan, la cual le permitiría abrir el portal y conseguir el libro de Medivh que tenía el poder suficiente como para abrir portales. Al enterarse de esto, Khadgar arma una expedición, la cual entraría al Portal para detenerlos y recuperar esos objetos, ya que también servirían para destruir el portal que unía Draenor con Azeroth. Fue entonces, durante la batalla, cuando Ner’Zhul abrió todos los portales dimensionales con el objetivo des escapar para conquistar otros mundos. Khadgar ya había recuperado los objetos, lo que lo condujo a una retirada y destruir el Portal. La sobrecarga dimensional a la que fue expuesto Draenor fue excesiva y el planeta explotó. Hoy en día a los restos flotantes del planeta se les conoce con el nombre de Terrallende.

Sobre el Portal Oscuro, poco más queda por decir:

El Portal fue creado por el esfuerzo mutuo entre Medivh, poseído por el Titán Oscuro Sargeras y los brujos del Consejo de las Sombras, que persuadieron a la Horda orca para que invadieran el mundo de Azeroth. El portal sirve de nexo de unión entre ambos mundos a modo de puente interdimensional. Originalmente era lo suficientemente grande para que las personas atravesaran el portal de manera individual y llegar hasta el desprevenido mundo humano de Azeroth. De esta manera surgió el comienzo de la Primera Guerra.

Deja tu comentario