Browsing Tag

Sanatos

Capítulo XVIII: Ciudad de Shattrath (Primera Parte)

[…]Zangar es una zona tranquila que ha eludido la gran influencia demoníaca. Los innumerables lagos de la marisma y sus piscinas están limpias de cualquier contaminación, y la mayoría de los animales nativos y los hongos emiten luz fosforescente calmante. Sólo recientemente se ha estropeado ecológicamente de manera autónoma. Algo que está causando el hecho de que los niveles del agua caigan. Hay setas gigantes de la marisma que están muriendo, al igual que las criaturas que dependen de las setas para comer[…].

Capítulo XII: Alianza de Simbelmynë


Sanatos y Namarié fueron al Parque, lugar escogido para reunirse entre los miembros de la hermandad en los días claros. Por el camino Sanatos le fue explicando el origen del nombre «Simbelmynë»:

– Signinfica «no me olvides». Se trata de una flor que, en tierras muy lejanas, crece en los túmulos funerarios de los reyes. Sus pétalos son de color blanco y florece en todas las estaciones del año.

– ¿Y por qué este nombre? -preguntó Namarié.

– Por el verdadero significado de la palabra. En esta hermandad ha pasado todo tipo de gente y seguirá pasando con los años. No dejará de ser un «lugar de paso» por así llamarlo de gente que busca unos retos mayores. Pero lo que realmente queremos, es que el día en que lleguen a otro sitio no se olviden de lo que ha podido significar esta hermandad y los valores que predicamos: humildad, compromiso, compañerismo. Todo ello tiene que estar unido para que esto pueda ser una verdadera familia. Ten en cuenta que muchos de los miembros tienen sus raíces en lugares lejanos y pasan los años hasta que vuelven a ver a sus padres o hermanos y queremos evitar la soledad que eso produce estando unidos, por lo que esto para nosotros es como una familia. Si uno de estos puntos se rompe lo más probable es que el resto de los puntos se rompan también y al final no seamos una verdadera hermandad. Al fin y al cabo tanto la palabra «hermandad» como lo que predicamos van juntas, no deja de ser una forma de cooperar todos juntos para lograr un fin común, una relación de fraternidad que hace que todos tengamos una verdadera relación que llega a ser de amistad y confianza que se convierta en virtud, llegando a ser una verdadera familia. Buscamos todos las mismas voluntades, es una alianza entre nosotros. A pesar de todo, siempre hay gente que entra con nosotros que aparentemente busca eso y al final lo que buscaban era un trampolín para ir a una hermandad un poco más grande, un lugar donde todos los valores fundamentales acaban perdiéndose. Y es una pena porque la gente acaba desapareciendo entrando en una gran depresión y olvidando la realidad de este mundo como si fuesen a un Vacío Abisal.

Capitulo XI : Ventormenta.

Se levantaron más tarde de lo que pensaron debido a la pequeña resaca que tenían. El que tenía mejor cara era Brook ya que tanto la de Ully como la de Namarié tenían unas buenas ojeras de cansancio.

– Por la cara que lleváis no creo que sea muy conveniente ir en grifo -dijo Brook-. Alguno caería del mareo.

– Tienes razón -contestó Ully-. Este camino no es peligroso así que podemos ir andando hasta Ventormenta. Además no es demasiado largo por lo que a la hora de la comida estaremos allí seguro.

Y tras tomar una decisión tan unánime comenzaron la marcha.

Capítulo VIII: Sanatos, el Cazador de Demonios.

El barco estaba casi completo cuando llegaron. La sensación de subirse a uno le causó a Namarié la misma admiración que a un niño, ¿como podía aquello tan grande y tan lleno de gente flotar?

Abandonaron la cubierta y se dirigieron al interior del barco. Había una pequeña cantina en la cual se vendía no solo alimento y bebida, sino también todo tipo de mercancía necesaria: componentes para las diversas profesiones, objetos que servían para las batallas, etc.

También había gente de todo tipo: elfos, humanos, enanos, pícaros, magos, sacerdotes, cazadores con la mascota. Algunos iban vestidos normal y otros iban con armaduras relucientes preparados para la guerra. La diversidad del tipo de gente era realmente amplia.

Justo al fondo se encontraban las dependencias del capitán del barco. Los capitanes vivían en estas grandes estructuras de madera por lo que era todo para ellos y sus familias.