[Parche 8.3] Cadena de misiones de Magni y Wrathion

Como en todo parche importante, Magni vuelve con gran protagonismo. En el Parche 8.3, tiene un papel fundamental en el que se verán envueltos varios personajes y varias zonas.

Por la cantidad de misiones que tiene, es incluso probable que se divida en varias semanas (reinicios semanales).

Con estas misiones se prevé que acabaremos llegando a la nueva banda, Ny’alotha, pero en las pruebas se centra más en como conseguiremos la nueva capa legendaria Ashjra’kamas, Shroud of Resolve antes de empezar a hacer las Visiones Horroríficas.

Son misiones que han salido la semana pasada en el Reino Público de Pruebas, así que pueden sufrir numerosas modificaciones antes de la salida en vivo del parche.

Como siempre, ponemos el aviso de spoilers:

Este artículo contiene grandes SPOILERS

Comienzo de la cadena de misiones

Horda y Alianza comienzan la cadena de misiones de forma diferente.

En el caso de la Alianza, la primera misión que recibimos estando en Boralus (de manera automática en los RPP), An Unwelcome Advisor nos piden que vayamos al Castillo de Ventormenta para hablar con el Rey Anduin Wrynn. Una vez que lleguemos al trono, podemos a ver que se encuentran allí Mathias Shaw, Valeera Sanguinar y, sorprendentemente, Baine Pezuña de Sangre.

Los reportes que llegan del IV:7 no son nada buenos, no hay rastro de los sirvientes de N’Zoth, y Anduin no está contento con ello.

Maestro Mathias Shaw dice: Me temo que no tengo muchas noticias, mi rey.

Anduin Wrynn dice: Entonces, ¿qué esta haciendo el IV:7, Shaw?

Cuando hablemos con Anduin, nos saldrá una escena en el juego (no disponible en los RPP). Debe ser una escena interesante, puesto que después Anduin dirá:

Anduin Wrynn dice: Espero que puedas perdonarme por lo de antes. No… no pensaba con claridad.

Si volvemos hacia donde estaban Valeera y Shaw, veremos que ya no están en el mismo sitio, sino que han sido reemplazados por Magni Barbabronce y Wrathion. Veremos en la esquina a Baine que se encuentra hablando con Valeera. Detrás de Baine se encuentra Mayla Monte Alto.

A continuación, Magni nos dará la siguiente misión El Regreso del Rey Guerrero en la que iremos con Anduin y Magni a por la legendaria maza Rompemiedos.

Magni Barbabronce dice: Siento tener que hacerlo. Pero, antes de irnos, debo pedirte un favor.

Anduin Wrynn dice: Lo que sea, viejo amigo.

Magni Barbabronce dice: Voy a necesitar mi martillo.

Anduin Wrynn dice: Domamiedo. Aunque fue un honor recibirlo, reconozco que es un alivio que hayas venido a por él.

Anduin Wrynn dice: Temo no haberle hecho justicia a su legado. Hasta Baine se sintió indigno de empuñarlo.

Magni Barbabronce dice: Tonterías, muchacho. No te lo habría dado si no te lo merecieras.

Anduin Wrynn dice: No, Magni. Domamiedo debe estar en manos de un rey de la montaña.

(En los RPP, Rompemiedos está traducida como Domamiedos).

Esta maza tiene una historia especial, que en resumidas cuentas fue entregada por Magni Barbabronce a Anduin durante la estancia de éste último en Forjaz para recibir entrenamiento. Anduin, a su vez, se la entregó a Baine durante una reunión en Theramore con Jaina Valiente. Cuando Garrosh Grito Infernal estaba a punto de invadir Theramore, Baine le devolvió a Jaina la maza en señal de respeto, tras advertirle del ataque en el que él mismo participaría, por ser fiel a la Horda, pese a estar en contra de dicho ataque. Finalmente, volvió a manos de Anduin y se ha quedado en el Castillo de Ventormenta durante todo este tiempo. Ahora será devuelta a su portador.

Cuando recojamos a Rompemiedos y se la entreguemos a Magni, nos dará la siguiente misión Donde está el Corazón y nos reuniremos con él de nuevo en la Cámara del Corazón.

La primera misión para la Horda, El Regreso del Príncipe Negro, comienza cuando estamos en Zandalar (salta de forma automática). En esta misión nos piden que vayamos a hablar con Valeera Sanguinar.

Viene del Castillo de Ventormenta. El Príncipe Negro ha regresado, y se encuentra junto con el Portavoz de Azeroth en la Cámara del Corazón.

Encontraremos a Valeera en el Gran Sello de Dazar’alor. Cuando hablemos con Valeera saldrá una escena que no está disponible en los RPP.

La siguiente misión Donde está el Corazón nos pide que vayamos a la Cámara del Corazón para reunirnos con Magni.

En la Cámara del Corazón

A partir de aquí, las misiones en la Alianza y la Horda son las mismas.

Magni Barbabronce dice: Los espías de Anduin no han localizado a N’Zoth. ¿Tú has tenido suerte?

Wrathion dice: Mis operativos Garranegra han rastreado el mundo en vano. Me pregunto si…

Wrathion dice: Mis investigaciones apuntan a un lugar llamado Ny’alotha. Una ciudad durmiente asediada por infinidad de crímenes y habitada por seres oscuros.

Wrathion dice: Pero el Vacío funciona con posibilidades. Puede que Ny’alotha no sea un lugar físico en Azeroth, sino una visión que espera hacerse real.

Magni Barbabronce dice: Sea lo que sea, hay que preparar las defensas titánicas de Azeroth. ¡Luego tú y tu adalid tendréis que buscar un objeto al que dirigirlas!

Cuando lleguemos a la Cámara del Corazón, Magni nos darái la misión Diagnóstico de Red, en la que MADRE hará un diagnóstico de todas las consolas titánicas de Azeroth. Aparentemente todas están bien, excepto la de Uldum, que da un error.

La Cámara de los Orígenes

Con este diagnóstico, debemos viajar hasta Uldum en Un problema titánico a la Cámara de los Orígenes. Allí nos volveremos a encontrar con Magni a las puertas de la mazmorra. Magni nos dará la siguiente misión La Cámara de los Orígenes. Debemos hacernos paso por la mazmorra en una nueva gesta. En primer lugar debemos ir desactivando una serie de trampas que nos impiden el paso.

Una vez que hemos llegado al ascensor, Magni se da cuenta que no tiene energía. Debemos seguir por la mazmorra para llegar al conducto y averiguar por qué no la tiene. En la sala entraremos primero en la primera consola que se encuentra a la izquierda, y veremos que tenemos que redirigirlo la energía hacia esa consola.

Debemos ir moviendo los rayos desde las consolas pequeñas hasta la consola del ascensor. Puede parecer difícil pero al final es muy sencillo, empieza por el de la izquierda, el más alejado, y cuando esté el rayo en dirección a la consola del ascensor, hacemos lo mismo con la consola pequeña de la derecha. Si no lo conseguimos, MADRE saldrá para ayudarnos y activará el ascensor (aunque actualmente se encuentra con fallos y aunque funcione el ascensor, no funciona el resto de la gesta).

Cuando esté la energía dirigida a la consola, saldrá Tenhamen que intentará pararnos, llegando a convertirse en un sin rostro. No es muy difícil acabar con él.

Magni Barbabronce dice: Si averiguamos cuál controla el ascensor, podremos redirigir la energía y hacer que vuelva a funcionar.

Magni Barbabronce dice: ¡Esta es la consola del ascensor! Si redirigiros la energía, podremos hacer que funcione.

Magni Barbabronce dice: ¡Creo que ya está!

Profeta del sol Tenhamen grita: Los seres de carne no sois dignos de los dones de los titanes.

Profeta del sol Tenhamen grita: Ya habéis corrompido demasiado este lugar. ¡Caeréis ante los Amathet!

Profeta del sol Tenhamen dice: Nunca habéis logrado proteger las protecciones de los titanes.

Profeta del sol Tenhamen dice: ¡Ahora arderéis!

Profeta del sol Tenhamen dice: Empiezo a cansarme

Shith’rus el Manipulator susurra: ¡Contemplad el rostro del fin de vuestro mundo!

Shith’rus el Manipulator grita: [Shath’Yar] Halsheth ga   ga yeh’glu h’iwn

Shith’rus el Manipulator susurra: El sueño oscuro… despierta en este mundo…

Shith’rus el Manipulator dice: [Shath’Yar] Ez iggks skshgn iiyoq ag qwor h’iwn

N’Zoth dice: Un fervor despreciado. Sus ojos no ven el verdadero camino.

N’Zoth dice: No como tú. Mi fiel adalid.

Al matarlo, tendremos un primer contacto con N’Zoth (incluso aunque no tengamos ya el Obsequio de N’Zoth).

Magni Barbabronce dice: Adalid, ¿me oyes? Por un momento pensé que te habíamos perdido…

Magni Barbabronce dice: Si los esbirros de N’Zoth están en la forja, es peor de lo que pensábamos.

Magni Barbabronce dice: ¡Hay que darse prisa! ¡Vamos!

Nos encaminaremos hacia el ascensor, subiremos, y con la ayuda de Magni y MADRE reactivaremos la forja de los Orígenes.

Magni Barbabronce dice: ¡Es aquí! Contactaré con la Cámara del Corazón.

MADRE dice: Conexión recibida. Confirma la eliminación de las entidades hostiles.

Magni Barbabronce dice: Nos hemos ocupado de ellas, pero N’Zoth ha dañado bastante a la forja.

MADRE dice: Entendido. Activación de terminales de energía para reinicio de sistema.

MADRE dice: Recibiendo señal. Error: conductos de energía principales inaccesibles.

MADRE dice: Circuito directo hacia la Cámara del Corazón requerido. Conecta el Corazón de Azeroth a la consola principal.

Saldrá una nueva escena y la forja estará de nuevo activa.

Magni nos dará la siguiente misión Hacia Ramkahen, en la que debemos reunirnos con el rey Phaoris en Uldum, para que las Cámaras de los Orígenes queden protegidas. Podemos coger el teletransportador que se activa en el otro extremo de la sala.

El rey nos dará la misión El acuerdo de Uldum en la que nos pedirá que averigüemos más información sobre las amenazas que hay en Uldum. Tocaremos la mesa que tiene delante, y a continuación saldrá una escena en el juego (no disponible en los RPP).

Podremos ver el siguiente diálogo después:

Rey Phaoris dice: Es obvio que Ramkahen no resistirá a estas amenazas sin ayuda.

Rey Phaoris dice: Propongo un acuerdo con los presentes para unirnos y defender nuestra tierra.

Alto comandante Kamses dice: ¿No lo dirás en serio? ¡No me aliaré con saqueadores de tumbas y bandidos!

Rey Phaoris dice: Obedecerás a tu rey. Quien luche por Uldum es un aliado de Ramkahen.

Escorpijón aria dice: Los Vagayermos estamos contigo, rey Phaoris.

Alta expedicionaria Dellorah dice: ¡La Liga también está con vosotros!

Rey Phaoris dice: Bien. Juntos derrotaremos a todo el que amenace nuestra tierra. ¡Por Uldum!

A partir de aquí, tenemos que completar una de las invasiones que se encuentre activa en Uldum, bien el Asalto del Imperio Negro de N’Zoth, o el Asalto del Avance amathet. Con esto, los Asaltos a esta zona quedarían desbloqueados.

Esta cantidad de misiones, nos hace pensar que con ellas finaliza una primera parte de las cadenas de misiones de Magni, y que el siguiente bloque llegará con un reinicio semanal posterior.

Cuando recogemos el botín de ésta primera invasión, nos darán como recompensa un objeto corrupto. Nos darán la misión Corrupción curiosa en la que debemos hablar con Wrathion en la Cámara del Corazón para que nos cuente un poco más sobre estos objetos. Al completar esta misión, nos darán Purificación titánica para que podamos purificar un objeto corrupto.

El Motor de Nalak’sha

Aparecerá una nueva misión A forjar en la que debemos volver de nuevo con Magni a la Cámara del Corazón. Para tener esta misión debemos haber completado una invasión en Uldum. En los RPP, aparece de repente, lo que nos hace casi confirmar lo que decíamos anteriormente, que llegarán con un siguiente reinicio posterior.

Magni Barbabronce dice: ¡Has vuelto! Veamos qué nos dice MADRE.

MADRE dice: Forja funcionando a baja capacidad. Recomendación: redirigir la energía de instalaciones titánicas compatibles.

Wrarhion dice: Así que la forja no sufrió daños irreparables. Qué fortuito. Es como si N’Zoth no empleara la fuerza bruta…

Magni Barbabronce dice: Las otras forjas trabajan sin descanso para proteger Azeroth. ¿Existe otro sitio del que conseguir la energía?

MADRE dice: Los esquemas indican compatibilidad entre la Forja de los Orígenes y el Motor de Nalak’sha.

Magni Barbabronce dice: ¡Eso es! ¡Parece que nos toca ir a Pandaria!

Así que Magni, nos dará la siguiente misión Nunca resulta fácil en la que debemos viajar hasta Pandaria, a la Cima Kun-Lai, hasta la Tribuna Mogu’shan.

Vemos que ha habido una batalla entre los mántides y los mogu.

Magni Barbabronce dice: ¡Cuidado, adalid! ¡Uno de estos motu aún respira!

Guerrero mogu dice: Honorable Portavoz… Tengo… que hablar contigo…

Magni Barbabronce dice: ¿Qué… qué? Vaya… Esto es inusual.

Hablaremos con el guerrero mogu, momento en el cual aparecerán unos mántides que nos atacarán, disparando al guerrero una flecha que le dejará casi muerto.

Guerrero mogu dice: Debemos… apresurarnos… Los mántides..

Formador de ámbar Gokilak grita: ¡Necio mogu! ¡Estas cámaras pertenecen a la emperatriz!

Formador de ámbar Gokilak grita: ¡Tus aliados morirán contigo!

Formador de ámbar Gokilak dice: Nuestro enjambre… es infinito…

Magni Barbabronce dice: Uf, ¿y ahora qué vamos a hacer?

Guerrero mogu dice: Busca… a mi clan…

En ese momento acabará muriendo el guerrero, y nos dará la siguiente misión El sigilo misterioso en la que debemos llevar el sigilo mogu que nos ha dado previamente el guerrero, al eremita Cho en el Trono del Saber. Al llegar y entregarle la misión, nos dará la siguiente Clanes de los Mogu. En esta misión, tenemos que ayudar al eremita Cho a descubrir el origen del sigilo que le hemos entregado.

Lo que iremos haciendo es ir buscando unos libros que nos irá señalando, y nos saldrán varias historias representadas como antaño vimos en la expansión de MoP.

Eremita Cho dice: Como ya sabes, los clanes mogu antes estaban unidos bajo el resucitado Rey del Trueno, Lei Shen.

Eremita Cho dice:Tras su derrota, los mogu se dividieron y enfrentaron por el poder. Muchos clanes surgieron de las cenizas.

Eremita Cho dice: Quizá este sigilo pertenece a uno de ellos. Empecemos a buscar en mi copia de «Los maestros de serpientes».

Eremita Cho dice: Muchos consideran a los Zandalar-Tien el clan dominante, pues dominan las tormentas y los dragones… aunque los otros no están de acuerdo.

Eremita Cho dice: Sin embargo, no encuentro información sobre el misterioso sigilo. Quizás en «El poder de la sangre» hallemos respuestas…

Eremita Cho dice: Maestros de la magia de sangre, los dokani cuentan con poderosas máquinas de guerra alimentadas con la esencia vital de sus enemigos.

Eremita Cho dice: Mmm. No se parece en lada al sigilo. Mira a ver si encuentras una copia de «Voluntad de piedra».

Eremita Cho dice: Los Baruk son obcecados y orgullosos. Usan los espíritus de los caídos para animar las estatuas de sus ruinas y convertirlas en soldados inmortales.

Eremita Cho dice: Tampoco parece ser lo que buscamos. ¿Podría tratarse de un clan mogu que aún no conocemos?

Eremita Cho dice: Espera… Hay otro libro que deberíamos consultar. Tráeme una copia de «Los orígenes de los mogu».

Eremita Cho dice: Al principios los mogu servían a los titanes como constructores y guardianes. Los que servían al alto centinela Ra Den se llamaban «rajani».

Eremita Cho dice: ¡Extraordinario! ¡El sigilo es idéntico al de los rajani! ¿Será posible que este antiguo clan haya resucitado? ¿Qué habrá sido de Ra Den?

Con esta exposición, entregaremos la misión y el Eremita Cho nos dará la siguiente Localizar a los Rajani, en la que debemos conseguir un informe de exploración mogu en el Valle de la Flor Eterna. Lo encontraremos matando campeones mogu por el Claro Brote Invernal.

Cuando lo consigamos, volveremos a entregárselo al Eremita Cho, y Magni nos dará la misión Guerreros perdidos en el tiempo. Debemos viajar al Santuario Silente a reunirnos de nuevo con Magni.

Hablatormentas Qian dice: Alto. Tu gente no es bienvenida aquí.

Magni Barbabronce dice: ¿Esa es forma de dirigirse al Portavoz de Azeroth?

Hablatormentas Qian dice: ¿El Portavoz? ¿Qué significa esto?

Le enseñaremos el sigilo y hablaremos con él. Después saldrá una escena en el juego (no disponible en los RPP) y apareceremos directamente dentro de la sala frente a Ra Den.

Ra Den dice: Malgastas energía al preocuparte por las cámaras, Qian. La amenaza que se acerca nos consumirá a todos.

Ra Den dice: Solo conseguirás aplazar lo inevitable.

Hablatormentas Qian dice: Por más que lo intento, no reacciona…

Hablaremos con Ra Den para comunicarle que necesitamos el Motor de Nalak’sha para proteger Azeroth de la corrupción de N’Zoth.

Tras entregar esta misión, los Asaltos en el Valle de la Flor eterna quedarán desbloqueados.

El Hablatormentas Qian nos dará la misión Muestra de tenacidad en la que tenemos que conseguir un trofeo del Imperio Negro de uno de los geniales de N’Zoth. Este trofeo se consigue completando un asalto del Imperio Negro en El Valle de la Flor Eterna.

Una vez salgamos de la sala, podemos ver que hay unas estatuas que representan a los Augustos Celestiales, y que al elegir uno nos dará un poder. En las primeras fases de los RPP se podía ver lo siguiente si tocábamos un cuadro:

Pero después se cambió por las estatuas que los representan. Al tocarlas, nos dará el poder del Augusto Celestial seleccionado:

Tras completar el asalto, entregaremos la misión a Ra Den y nos dará la siguiente, El motor de Nalak’sha donde debemos adentrarnos en las Cámaras Mogu’shan para entrar en el pasadizo secreto y reactivar el Motor de Nalak’sha. Deberemos ir abriéndonos camino por la mazmorra.

Habrá un momento en el que N’Zoth intentará volver a contactar con nosotros en la sala de El Repositorio, una vez hayamos terminado con los enemigos de la sala y eliminado los elementos.

N’Zoth dice: ¿Sientes el frenesí del enjambre?

N’Zoth dice: Saben lo que se avecina. Saben que tú serás su heraldo.

Magni Barbabronce dice: ¿Adalid? ¿Sigues conmigo?

Magni Barbabronce dice: me empiezas a preocupar. Pero ahora mismo tenemos que centrarnos en el motor. ¡Vamos!

Al final acabaremos enfrentándonos a Yox’ith y al terminar aparecerá el Motor de Nalak’sha, y Magni se encargará de activarlo.

Volveremos con Ra Den y nos dará la misión Esperanza Restaurada y nos teletransportará a la Cámara del Corazón.

Ra Den dice: Interesante descubrimiento, Portavoz. Si los mogu han aprendido a concentra la energía de la forja…

Magni Barbabronce dice: Sí, ¡eso significa que podemos usar la forja contra N’Zoth sin recrear el mundo entero!

Ra Den dice: Mmm. Tal vez deba verlo yo mismo.

Ra Den dice: Hace mucho tiempo que no veo la Forja de los Orígenes.

Ra Den dice: Hablatormentas, dejo la defensa del motor en manos de los rajani.

Hablatormentas Qian dice: Como ordenes, alto centinela.

Ra Den dice: Vamos a la Cámara del Corazón. Puede que resulte… confuso.

Cuando llegamos a la Cámara del Corazón, Ra Den quedará impresionado por las instalaciones.

Ra Den dice: ¡Qué magníficas instalaciones! Parecen obra de Archaedas.

Ra Den dice: Es extraño que no supiera de su existencia.

MADRE dice: Conocimiento de la cámara restringido al nivel sigma. La proximidad al alma del mundo requiere mayor seguridad.

Magni Barbabronce dice: Cierto, ¡solo encontramos este lugar porque Azeroth nos mostró el camino!

Una vez entreguemos la misión a Magni, nos dará Descubrimientos de Magni en la que MADRE y Magni hablarán:

Magni Barbabronce dice: MADRE, ¿puedes decirnos cómo concentrar las energías de la forja contra N’Zoth?

MADRE dice: Afirmativo. Ejecución del Protocolo de los Orígenes factible mediante triangulación remota.

MADRE dice: La colocación de los anclajes de fijación calibrados requiere proximidad a la fuente de contaminación.

Wrathion dice: En otras palabras, hay que poner los anclajes cerca del propio N’Zoth. Lo que implica aventurarse en el corazón del Imperio Negro.

Ra Den dice: ¡Quienquiera que entre en ese lugar maldito está abocado a la locura!

Wrathion dice: Siempre hay un modo. Vosotros encargaos de la forja. Yo me ocupo del problema de Ny’alotha.

Magni Barbabronce dice: No sé qué te traes entre manos… pero de acuerdo. ¡Vamos allá!

Potenciando la Cámara de los Orígenes

En Inicio del protocolo de activación, Magni nos pide que nos enteremos sus hallazgos y que después activemos la Forja de los Orígenes en la Cámara del Corazón.

Iremos hacia los extremos de la sala que nos salen marcados y activaremos los Repetidores de la Forja de los Orígenes y después hacia MADRE para pedirle que rediría los sistemas auxiliares y encienda la Forja de los Orígenes.

MADRE dice: Redirigiendo energía del Motor de Nalak’sha al sistemas inactivos.

MADRE dice: Secuencia de reactivación iniciada. Esperando datos.

MADRE dice: Aviso: detectada anomalía no identificada.

Magni Barbabronce dice: ¿Anomalía? ¿A qué te refieres?

Así que en Reoriginación debemos volver a las Cámaras de los Orígenes con Magni. Cuando estemos en las puertas de la mazmorra, Magni nos dará la misión Investigar las Cámaras y una vez más nos adentraremos en la mazmorra para hacer una nueva gesta para investigar la anomalía. Pero la cosa no pinta nada bien, el acceso está bloqueado y finalmente MADRE nos recogerá a Magni y a nosotros para llevarnos a otra parte de la mazmorra.

Magni Barbabronce dice: ¡Cuidado! ¡El techo se derrumba!

Magni Barbabronce dice: ¡La entrada está bloqueada! ¡Estamos atrapados!

MADRE dice: Buscando zonas de estructura estable en las Cámaras de los Orígenes.

Magni Barbabronce dice: ¡Para cuando cabe estaremos muertos! ¡Tenemos que salir de aquí!

MADRE dice: Destino aceptable identificado. Iniciando evacuación de emergencia.

MADRE nos habrá teletransportado al exterior. Pero un dispositivo está al final y debemos alcanzarlo, para poder tener una Visión de las Cámaras de los Orígenes e investigar la anomalía. Entonces todo se volverá dominado por el vacío.

Poco podremos hacer porque repentinamente iremos perdiendo cordura. Pero tendremos unos ecos nuestros delante que tenemos que tocar para resistirnos a la influencia de N’Zoth.

Después MADRE iniciaría un protocolo de evacuación y volveremos a la Cámara del Corazón.

Wrathion dice: No… ¡Ya ha comenzado!

Wrathion dice: ¡Adalid! Debes resistirte a la influencia de N’Zoth. ¡No caigas en la locura!

Wrathion dice: ¡MADRE! ¿Puedes hacer que vuelva a la cámara?

MADRE dice: Iniciando protocolo de evacuación.


Magni Barbabronce dice: ¿Eso ha sido cosa de N’Zoth? ¡Nunca había visto algo así!

Wrathion dice: Era una manifestación de su visión del futuro. Un eco del Imperio Negro

Wrathion dice: Bueno, ya dije que yo me ocupaba del problema de Ny’alotha. Supongo que ahora es un buen momento.

Capa legendaria: Ashjira’kamas, Velo de Resolución

Llega el momento en que podemos empezar a hacer las misiones para conseguir la nueva Capa Legendaria, Ashjira’kamas, Velo de Resolución, y será Wrathion el que cobre protagonismo.

Wrathion nos da la misión Iniciar el descenso, donde tenemos que ir a Descenso de Alanegra en lo alto de la Montaña Roca Negra en Las Estepas Ardientes, para encontrar la dragontina negra corrupta.

Viajaremos con Wrathion a Guarida de Alanegra para ayudarle a luchar contra las visiones de N’Zoth, y entraremos en la mazmorra para comenzar una nueva gesta.

Wrathion dice: Las fuerzas de N’Zoth han tomado la guarida de Nefarian.

Wrathion dice: Aprisa. Solo puede haber un motivo para que estén aquí.

Inquisidora oscura Xanesh grita: ¡Servirás al maestro… o morirás!

Wrathion dice: El sufrimiento al que someten a estos dragones…

Inquisidora oscura Xanesh grita: Ah, el Príncipe Negro. Es un auténtico honor conocerte al fin.

Inquisidora oscura Xanesh grita: Observad la obra de vuestros compañeros caídos. No temáis… Su esfuerzo no fue en vano.

Wrathion dice: Estos cultores quieren retomar los experimentos de Nefarian. Debemos detenerlos.

Wrathion dice: Elimina a los que realizan la investigación. Yo derribaré la barrera.

Hablamos con Wrathion y nos pedirá que vayamos por las cámaras para destruir el trabajo de los cultistas, mientras él intenta destruir la barrera en otra de ellas. Cuando terminemos, iremos hacia donde está él y le defenderemos mientras sigue intentando echar abajo la barrera.

Entraremos con él en El Athenaeum y veremos a múltiples enemigos junto con tres dragones, uno de ellos Vexiona (jefe de la banda de Ny’alotha). Pero nuestro objetivo es la Inquisidora oscura Xanesh.

Inquisidora oscura Xanesh grita: Por fin, el Príncipe Negro nos honra con su presencia.

Vexiona dice: El Vuelo Negro demostró no ser digno de los dones del maestro. Pero tú aún podrías serle útil.

Vexiona dice: Comienza el ritual. El maestro me reclama en Ny’alotha. Las creaciones inferiores matarán a la compañía del príncipe.

Inquisidora oscura Xanesh dice: Tu padre fue incapaz de resistirse a los dioses antiguos, mequetrefe. ¡Qué arrogancia pensar que a ti te irá mejor!

Wrathion grita: ¡No!

Wrathion será atrapado y tendremos que luchar con dos dragones, Velnaria y Dreliana. Cuando hayamos acabado con ellos, debemos salir para liberar a Wrathion, matando primero a los cultistas que están haciendo el ritual.

Inquisidora oscura Xanesh grita: Fue un juego de niños atraerte hasta aquí. Tu insufrible obsesión por el legado de tu Vuelo será tu ruina.

Inquisidora oscura Xanesh grita: Usando tu esencia, alzaremos a Nefarian y Onyxia al servicio de N’Zoth. ¡Sus alas oscurecerán los cielos una vez más en nombre del maestro!

Wrathion grita: ¡Te veré arder por esto!

Saldrá una nueva escena en el juego una vez liberemos a Wrathion.

Wrathion dice: ¡Basta! ¡No podréis doblegarme como a mi padre!

Wrathion dice: ¡El Vuelo Negro purgará a vuestro maestro de Azeroth!

Inquisidora oscura Xanesh dice: ¡Dragón insolente! ¡Todos os inclinaréis ante N’Zoth!

Wrathion dice: Sígueme adalid. Acabemos con esto de una vez.

Cuando termine, iremos hacia donde se encuentra Wrathion, y hablaremos con él.

Wrathion dice: Subestimé la influencia que aún tienen los dioses antiguos sobre el Vuelo Negro. No tenía la forma de resistirme a su poder.

Wrathion dice: No permitiré que vuelva a corromper a mi Vuelo. Debemos destruir los restos de Onyxia y Nefarian.

Wrathion dice: Recupera las escamas cuando hayas terminado. Al menos nos ayudarán a proteger Azeroth.

Comenzaremos un ritual en el que subirán de una plataforma unos restos de dragón, y tendremos que destruirlos para conseguir la escama corrupta.

Wrathion dice: Te confío las escamas, adalid. Regresa a la Cámara del Corazón para que podamos usarlas contra N’Zoth.

Tomaremos el vuelo que se nos ofrece y que nos llevará directamente a la Cámara del Corazón para reencontrarnos con Magni y Wrathion. Cuando entreguemos la misión, recibiremos la recompensa Ashjira’kamas, Velo de Resolución.

Wrathion dice: Esto no es una simple capa. Es lo único que queda de lo que una vez fue mi orgulloso Vuelo.

Wrathion dice: Corrompidos por N’Zoth en vida, te protegerán de su influencia en su muerte. Ahora, adentrémonos de nuevo en su visión.

Como tenemos nuestra nueva capa legendaria, podemos continuar. Con la siguiente misión Adentrarse en la oscuridad tenemos que hablar con MADRE para volver una vez más a las Cámaras de los Orígenes y poder descubrir la fuente de la anomalía. Volvemos a esa zona arenosa en la que nos espera al final un dispositivo para volver a entrar en la Visión de la Cámara de los Orígenes. ¡No olvides equipar tu nueva capa! Nos reducirá la pérdida de cordura.

No olvides ponerte la capa legendaria nueva. Si no, no nos dejará entrar.

Tenemos que ir hacia delante, no hacia donde está el élite. Entraremos en la estancia completando las fases y acabaremos subiendo de nuevo a la tercera planta.

Al entrar en las salas nos pondrán el debuff Sanguinario, donde golpeamos de forma periódica a los objetivos cercanos haciéndoles daño y sanando un 1% de nuestra salud por golpe.

Al final, nos encontraremos con Ysedra manipulando la consola, y tendremos que matarla. Cuando lo hagamos, MADRE aparecerá de nuevo indicando que los sistemas vuelven a funcionar y que ya no hay elementos anómalos.

MADRE nos reactivará el teletransportador que hay en la sala que nos devolverá a la Cámara del Corazón.

Wrathion nos dará una nueva misión Descender a la locura. En esta misión tenemos que buscar una Visión de N’Zoth en una zona con Asalto corrompido por N’Zoth, el que esté activo ese día, bien en el Valle de la Flor Eterna o en Uldum.

Podemos hacer la misión diaria que nos dan al entrar si es el caso, ya que en realidad en esta misión simplemente tenemos que entrar en una de estas visiones. No tenemos ningún otro objetivo adicional salvo la misión que hayamos cogido antes de entrar. Podemos salir cuando queramos, o esperar a que nos consuma la cordura o morir.

Las Coalescing visions será necesario para poder conseguir nuevos Receptáculos de visiones horripilantes. Además, durante las pruebas hemos podido recoger una receta Enfoque del Vacío para cualquier profesión que, por el momento, lo único que sabemos es que al crearlo, da comienzo una misión.

Cuando volvamos, al entregar la misión nos darán Abrir el portal en la que tenemos que hablar con MADRE, y nos darán como recompensa el acceso al Portal tenebroso y Visiones aglomeradas.

Nos sacará MADRE de forma automática en el momento en que nos vayamos quedando sin cordura o sin vida.

Cuando volvamos a la Cámara del Corazón, Wrathion nos dará la misión Hacia las profundidades más oscuras. Ahora sí que tendremos que entrar en una Visión Horripilante disponible de Ventormenta o de Orgrimmar.

Una vez más no hace falta completarla, pero si hacemos el máximo contenido posible, podemos ir recolectando Recuerdos corruptos que también necesitaremos para poder usar en el Archivo de investigación titánico. Cuando salgamos, volveremos a escuchar a N’Zoth, pero no solamente nosotros, sino también Magni,

N’Zoth dice: La puerta se abre. El camino se despeja.

Magni Barbabronce dice: ¡Esa voz! ¿De dónde viene?

Con esta voz de N’Zoth, Magni nos dará la misión Susurros en la oscuridad. Tenemos que averiguar de donde salen los susurros que acabamos de escuchar. Iremos hacia el portal de las Visiones Horripilantes que hay al lado de MADRE y lo inspeccionaremos a través del Fragmento del Vacío que se encuentra en él. Entonces, la Cámara del Corazón será atacada.

N’Zoth dice: La ciudad durmiente se despierta.

N’Zoth dice: El Imperio Negro renace.

Magni Barbabronce dice: Nos atacan. ¡Hay que proteger la cámara!

Veremos obeliscos que debemos destruir y enemigos que matar. Debemos completar la barra de estado para que se termine esta pequeña gesta.

Wrathion dice: Los obeliscos lo anclan a este lugar. ¡Hay que destruirlos!

N’Zoth dice: Mi visión eterna hecha realidad.

Magni Barbabronce dice: ¡No se acaban nunca!

Cuando completemos la barra, todo habrá terminado, pero nos faltará uno de los que habitan la sala: Ra Den. Suponemos que habrá una escena en el juego en la que veremos cómo sale por el portal de visión, ya que encontramos a Magni arrodillado frente a él.

Magni Barbabronce dice: Se ha… ido.

Wrathion dice: Si Ra Den ha acabado en Ny’alotha, la «visión hecha realidad» de N’Zoth, no envidio su suerte.

Magni nos dará la misión En sueños en la que tenemos que hablar con MADRE para ver si puede localizar a Ra Den.

Magni Barbabronce dice: ¡Tenemos que salvarlo! MADRE, ¡Puedes buscar otra forma de entrar?

MADRE dice: Recibido. Escaneando la superficie planetaria en busca de anomalías.

MADRE dice: Coincidencia en la huella de energía detectada. Ubicación: Uldum.

Wrathion dice: Por supuesto… Las forjas titánicas.

Magni Barbabronce dice: Espera, Ra Den. ¡Vamos a por ti!

Tras esta misión, finalmente, recibiremos la misión principal de la nueva banda, Ny’alotha, Ciudad del Despertar.

Esta misión, Ny’alotha, Ciudad del Despertar: El fin del Corruptor, nos hará matar a N’Zoth.

Visiones Horripilantes y Archivo de investigación titánico

Ya hemos terminado la cadena de misiones principal, y lo que viene ahora es simplemente el acceso al Archivo de Investigación, que será el árbol de talentos clave para obtener beneficios a la hora de hacer las Visiones Horripilantes.

En la misión Acceder a los archivos tenemos que hablar con MADRE para que nos habilite la consola de investigación titánica.

Y Wrathion tendrá para nosotros una misión llamada Restos de un mundo destrozado en la que nos piden que recuperemos una copia de «Maldición de piedra» de una visión horripilante.

Como recompensa de esta misión, recibiremos un Núcleo corruptor, que potencia nuestra nueva capa para que aumente su efectividad a la hora de resistir el drenaje de cordura y la corrupción.


*Actualizado el 27 de diciembre 2019 con la versión de los RPP 32861. Se añaden diálogos en español y nuevas misiones. También aclaraciones sobre las misiones y nuevas imágenes de la invasión a la Cámara del Corazón (bugueada en versiones anteriores).

Deja tu comentario